×

SEMILLA INCRUSTADA SÁENZ FETY

Sáenz Fety trae al mercado de forrajes tropicales (Trópico bajo) en Colombia una tecnología innovadora para el tratamiento profesional de semillas, que ya han sido utilizadas en otros lugares del mundo y en otras clases de plantas como hortalizas; con esta se busca lograr un mejor establecimiento y formación de las praderas ; Esta técnica se llama semilla incrustada, que consiste en colocar la semilla junto a capas de insecticidas, fungicidas, promotores del crecimiento, y macro y micro elementos, con el objetivo de tener un mayor número de plantas por metro cuadrado al primer pastoreo, obteniendo una mayor producción de forraje por unidad de área.

Las formulaciones que desarrollan para esta tecnología van a depender de las condiciones de cada país, permitiendo la máxima expresión del potencial productivo de los forrajes en cada zona.

Esta tecnología brinda una protección a cada plántula que va naciendo con el fin de no tener un porcentaje alto de pérdidas de plantas por unidad de área, ya que en muchas zonas del país las condiciones, manejo y establecimiento de siembra no son las más adecuadas.

CORTE LONGITUDINAL DE LA SEMILLA INCRUSTADA

  • Pureza mínimo del 90%-95%
  • Solamente los lotes de semilla de mejor calidad son seleccionados para su tratamiento e incrustación
  • Es una tecnología innovadora con aplicación de productos en capas sucesivas, separando los fungicidas e insecticidas de la semilla.
  • Incorpora promotores del crecimiento y macro y micronutrientes.
  • Tiene un recubrimiento homogéneo y estable.
  • Uso de insecticidas y fungicidas de amplio espectro y larga residualidad.

Todas estas ventajas dan como resultado un mayor número de plantas por metro cuadrado al primer pastoreo, logrando una mayor producción de forraje por unidad de área comparada con una semilla desnuda; para esto es importante tener en cuenta:

  • La densidad de siembra que se debe usar está entre 10 a 12 kg/ha.
  • Se debe realizar un óptimo establecimiento.
  • Se debe regar la semilla y cubrirla con ramas, cadenas o chuzo, dependiendo del tipo de siembra utilizado; lo importante es que la semilla no debe quedar a una profundidad de siembra superior a 2 cm. y tampoco debe quedar sin tapar.
  • Es importante tener en cuenta que para el establecimiento de una pradera se debe contar con buenas lluvias, especialmente durante los primeros 45 días, periodo en el cual la planta es más susceptible a la falta o exceso de agua, necesitando una humedad constante (no encharcamiento).

CARACTERISTICAS

  • Protección individual de cada semilla contra insectos y enfermedades durante el establecimiento (primeros 15-20 días).
  • Emergencia uniforme y rápida, con plantas más vigorosas.
  • Desarrollo temprano acelerado con mayor macollaje y sistema radicular inicial con más volumen y profundidad.
  • Establecimiento más eficiente, con mayor número de plantas en el primer pastoreo, obteniendo una mayor producción de forraje por unidad de área.

Esta tecnología está siendo utilizada tanto en materiales forrajeros de Panicum maximum (Indias o Guineas), al igual que en Brachiarias spp. y los resultados obtenidos en diferentes regiones de Colombia son excelentes.